Receta de bizcochitos integrales de plátano

 

Quedan suavitos, tened en cuenta que no llevan nada de azúcar, así que no os esperéis un bizcocho en todo su esplendor 😛

 

Ingredientes:

– 1 huevo

– 1 plátano maduro

– 3 cucharadas de harina de trigo integral

– 4 cucharadas de leche de avena

– 1 cucharadita de levadura química

– 3 cucharaditas de aceite de oliva suave

 

Pasos:

– Precalentar el horno a 180 grados.

– En el envase de la batidora, poner el huevo y el plátano en trozos y triturarlo.

– Añadir la harina, la leche de avena, el aceite y la levadura. Remover bien con una cuchara hasta que esté todo bien integrado.

– Con una cuchara, verter la mezcla en moldes para muffins o magdalenas. Llenar más o menos la mitad de la capacidad del molde.

– Meter al horno precalentado 180 grados durante 20 – 25 minutos. Estarán listos cuando al pincharlos con un palillo de dientes, este salga limpio.

 

Notas:

– No suben mucho, pero mejor no abrir el horno antes de tiempo para que no queden aplastados.

– Podéis guardarlos de un día para otro en un recipiente hermético, pero mejor si se consumen el mismo día porque si no se ponen un poco más secos.

Receta de risotto de aguacate

 

Esta fue nuestra cena anoche. Una receta muy sencilla y rica!!

 

Ingredientes:

– 1/4 de cebolla

– 1 diente de ajo

– 140 g de arroz integral

– 1 aguacate pequeño, maduro.

Aceite de oliva vírgen extra

 

Pasos:

– Cortar la cebolla y el ajo en trocitos pequeños. Poner ambos en una sartén con un poco de aceite de oliva y sofreír hasta que estén blanditos.

– En una olla, cocer el arroz hasta que esté también blandito. Removerlo de vez en cuando para que el grano se abra y quede más pastoso.

– Añadir el arroz cocido a la sartén donde sofreímos la cebolla y el ajo, y remover.

– Aplastar el aguacate con un tenedor y añadirlo también a la sartén. Remover hasta que esté todo bien mezclado.

 

Notas:

– Con estas cantidades comimos el peque y yo. Para mí sólo añadí sal y un poco de pimienta negra recién molida.

– Al ajo le quito siempre el germen del medio, porque me dijeron una vez que así se repite menos.

– Se lo serví en un cuenco para que le fuera más fácil comerlo con las manos.

Receta de galletas de plátano y aguacate

image

El otro día quise preparar unas galletas para el peque con plátano, y me puse a experimentar. Las hice con aguacate, que he leído que se puede usar para sustituír la mantequilla, y plátano. Quise usar el plátano porque dejé de darselo un par de meses porque le sentaba mal, y quería volver a reintroducirlo a ver que tal. Ha ido perfecto 🙂 ya ayer se merendó un plátano casi entero y todo bien.

Total, que hice las galletas, y quedaron un poco blandas. Ayer quise hacer otra versión y quedaron más sequitas, pero cuando pasa un rato ya no son tan crujientes. Así que os dejo las dos recetas, y probáis a ver cuál os gusta más o cuál maneja mejor vuestro peque 😉

 

Receta de galletas blandas de plátano y aguacate

Ingredientes:

– 4 cucharadas de copos de avena

– 1/4 de aguacate

– 1 plátano pequeño

– 1 cucharada de leche de avena

– 1 cucharadita de levadura en polvo

Instrucciones:

1. Precalentar el horno a 180 grados.

2. Aplastar el plátano y el aguacate con un tenedor.

3. Añadir los copos de avena, la cucharada de leche de avena, la levadura y remover bien para mezclarlo todo.

4. Triturar con la batidora.

5. Con la ayuda de una cuchara ir colocando sobre un papel de hornear, dándoles la forma redonda.

6. Meter en el horno precalentado a 180 grados durante 15-20 minutos, cuidando que no se quemen.

Receta de galletas “duras” de plátano y aguacate

Ingredientes:

– 100 g. de harina de avena

– 1 cucharada de harina de trigo

– 75 g. de aguacate

– 70 g. de plátano (uno pequeño, sin contar la piel)

– 2 cucharaditas de levadura en polvo

– Un poco de canela, si queréis, a vuestro gusto

Instrucciones:

1. Precalentar el horno a 180 grados.

2. Si no tenemos harina de avena, podemos hacerla triturando los copos y luego tamizando con un colador.

3. En un bol, mezclar la harina de avena con las dos cucharaditas de levadura y la canela (yo lo hice en otro orden, pero si lo hacéis ahora se mezcla mejor ;-))

4. Triturar el aguacate con un tenedor y añadirlo a la harina. Remover con una paleta, con movimientos envolventes.

5. Cuando esté bien integrado, triturar el plátano con un tenedor y añadirlo. Remover otra vez con la paleta con movimientos envolventes hasta formar una masa.

6. Si la masa queda un poco pegajosa todavía, añadir una cucharada de harina de trigo y remover. La masa queda un poco dura, y se tiene que despegar bien de la paleta.

7. Sobre la encimera, poner un poco de harina y la masa encima. Extenderla con un rodillo, o con un vaso de tubo, hasta dejarla fina.

8. Con un molde, o un vaso redondo, ir cortándo porciones de la masa para formar las galletas, y colocarlas en una fuente con papel de horno.

9. Meter en el horno precalentado a 180 grados durante 15-20 minutos, cuidando que no se quemen.

Receta de arepas

 

Más de un amig@ me va a agradecer que suba éste vídeo! jajaja

No os doy unas cantidades exactas de ingredientes, pero os daré tips para saber cuándo la masa está lista para hacer las arepas.

Puede parecer fácil hacerlas, porque sólo es agua y harina, pero tiene su aquel 😛

 

Ingredientes:

– Un vaso de agua templada

– Harina de maíz precocida (harina PAN)

 

Instrucciones:

1. En un bol, verter el vaso de agua templada. En este punto, si es para los adultos, podéis añadir sal al agua.

2. Con una mano, ir añadiendo la harina poco a poco, mientras que con la otra vamos removiendo. Cuando se empiece a formar la masa, parar de echarle harina y empezar a amasar. Después de unos segundos amasando, si aún se pega la masa a los dedos, añadir un poco más de harina. Tiene que quedar una masa suave, que se despegue bien del bol.

3. Coger una bolita de la masa y aplastarla hasta darle la forma de torta, de un dedo de grosor más o menos.

4. Con papel de cocina, untar un poco de aceite en una sartén. Poner la arepa y cocinar a fuego medio unos minutos por cada lado para que se forme una pequeña costra. Para saber si darle ya la vuelta, yo lo que hago es mover la sartén, y si la arepa se desliza y no está pegada, entonces le doy la vuelta.

5. En el horno precalentado a 200 grados, introducir la arepa para que termine de cocinarse por dentro, durante unos 10 – 15 minutos. Para los peques, id controlando que no se hagan mucho para que no quede una costra dura.

6. Sabremos que está bien hecha cuando al darle golpecitos suene un poco hueco. Escuchad en el vídeo cómo suena.

7. Se pueden abrir por la mitad y rellenar con lo que queráis.

 

Notas:

– Las arepas, una vez formadas, pueden hacerse como explico, en la sartén y luego al horno, o sólo en la sartén (tapándola, poniendo el fuego al mínimo y esperando a que esté hecha) o fritas.

– Para mí, la dejo más tiempo en el horno, hasta que empieza a abombarse, porque me gusta que esté crujiente.

– A la masa se le pueden añadir vegetales para hacerlas más nutritivas. Yo le añadí una zanahoria rallada.

– Si al formar las arepas aparecen grietas por los bordes, hay que añadir un poco más de agua a la masa y volver a amasar.

– Se pueden comer para desayunar, comer o cenar, a cualquier hora están buenas 😀

Receta de crema de calabaza con manzana

 

Esta crema está muy rica!!

 

Ingredientes:

– 1 calabaza pequeña
– 2 manzanas rojas
– 3 patatas medianas
– 1 puerro
– 1/2 cebolla
– Caldo de pollo
Aceite de oliva vírgen extra
Instrucciones:

1. Pelar la calabaza. La forma más fácil para mí es cortándola en rodajas y pelando cada rodaja por separado. Quitarle también las semillas.

2. En una olla, poner aceite de oliva en el fondo, y añadir el puerro y la cebolla troceados. Sofreír unos minutos a fuego medio.

3. Añadir la calabaza, la manzana (descorazonada y pelada) y la patata troceadas y remover un poco.

4. Cubrir con el caldo de pollo. Yo he utilizado uno que tenía congelado de otro día. Dejar cocer durante unos 20 minutos o hasta que todo esté blandito.

5. Para el peque aparté un poco sin mucho caldo para que quedara más espeso, y lo trituré con la batidora.

 

Notas:

– Se lo acompañé con una rebanada de pan tostado, para que fuera mojando.
– Con estas cantidades me salieron 3 raciones para adultos y una para el peque.
– Para mí le añadí pimienta negra recién molida y una pizca de sal. Para los adultos se puede añadir también un poco de beicon frito por encima 😉

Receta de pan sin sal (a mano)

image

 

La primera vez que hice el pan sin sal, lo amasé con la Thermomix. Ésta vez lo hice todo a mano, y es muy rápido también 😉

Es la segunda vez que hago pan casero, y todavía me queda por aprender, pero os comparto cómo lo hice porque me quedó muy bueno!!

Hice 4 bollitos pequeños y uno grande para cortarlo en rebanadas.

 

Ingredientes:
– 350 g de agua
– 2 sobres de levadura de panadería
– 600 g de harina de fuerza.

 

Instrucciones:

1. En un bol, mezclar el agua con la levadura. Remover hasta que no quede ningún grumo.

2. Añadir la harina y amasar unos minutos, hasta que la masa se despegue bien, como aparece en el vídeo. No lleva más de 5 minutos.

3. Tapar con un trapo húmedo y dejar que la masa levante durante una hora.

4. Pasado ese tiempo, volver a amasar unos minutos.

5. En la bandeja del horno, poner papel de hornear, formar los bollitos del tamaño que queráis y colocarlos en la bandeja. Es más fácil moldearlos si os untáis un poco de aceite en las manos. Ponedlos bien separados para que cuando suba la masa no se unan, como me pasó a mí 😛

6. Hacerles unas marcas con el cuchillo, y volver a taparlos durante una hora para que vuelva a levantar la masa.

7. Meterlos en el horno precalentado a 210 grados durante 20 minutos.

 

Notas:

– Si al sacarlo véis que tiene la costra dura, haced el truco que me dió mi madre, le untáis al pan un poco de aceite de oliva con una brocha, lo tapáis con un trapo seco, y lo dejáis reposar unas horas. Yo lo dejé unas 7 horas y cuando volví estaba perfecto, pero lo mismo con menos tiempo también vale.

– Otro truco que me han dicho varias personas es meter en el horno una bandeja con agua mientras se hornea el pan, para que tenga humedad.

– Si al subir la masa se os unen dos bollitos, no os preocupéis, que luego se separan sin problemas.

– Os dejo fotos del resultado. Lo corté todo en rebanadas y lo congelé, así lo voy sacando poco a poco cuando me haga falta.

image

 

image

image