Baby Led Weaning: Alimentos con más riesgo de atragantamiento. Cuándo y cómo ofrecerlos.

En el Baby Led Weaning existen algunos alimentos desaconsejados en los inicios, por su elevado riesgo de atragantamiento. Una duda muy común es: ¿A partir de cuándo puedo empezar a ofrecerlos?.

En este post vamos a ver algunos ejemplos de estos alimentos, y el por qué pueden resultar peligrosos. Normalmente hablamos de alimentos muy duros y que tu bebé no será capaz de deshacer simplemente con las encías o la lengua, pero también de alimentos que por su forma y tamaño pueden llegar a obstruir las vías respiratorias.

 

Manzana y zanahoria cruda en Baby Led Weaning

Es el ejemplo más típico y del que siempre se suele hablar. Tanto la manzana como la zanahoria crudas, están desaconsejadas porque por su dureza, si tu bebé consigue morder un trozo, no podrá deshacerlo fácilmente, y si no consigue escupirlo, puede resultar peligroso si se le queda en la garganta. En este grupo también puede entrar la pera, ya que algunas variedades llegan a ser tan duras como las manzanas.

¿Cómo se puede ofrecer la manzana y la zanahoria de forma segura haciendo Baby Led Weaning? 

Existen muchísimas recetas y formas de ofrecerlas. A grandes rasgos la idea es ablandarlas mediante cocción (al vapor, cocidas, al horno, al microondas…). También está la opción de ofrecer la manzana en láminas muy finas, o rallada. Aunque incluso de esta forma, puede haber peques a los que les cueste gestionarla.

Dejo por aquí algunas ideas de recetas BLW con manzana y recetas BLW con zanahoria.

¿A partir de cuándo se puede ofrecer manzana o zanahoria cruda?

Siguiendo la lógica y un poco el sentido común, lo mejor es esperar a que el bebé tenga ya las muelas y fuerza suficiente como para masticarlas. ¿A qué edad exacta ocurre esto? Pues depende de cada peque, pero yo pienso que lo mejor es esperar al menos hasta los 2-3 años. Algunas variedades de manzanas puede que se deshagan mejor que otras, porque son más “harinosas”, pero la zanahoria tienen que saber masticarla muy bien. Con la zanahoria esperaría incluso un poco más.

(Mirando un poco atrás, pienso que la primera vez que le ofrecí manzana cruda a mi peque, fue muy pronto, ya que aún no tenía las muelas. Con la información que tengo ahora, esperaría un poco más para hacerlo. Es más, con la peque sí que esperé hasta ver que masticaba muy bien.)

Alimentos redondos (uvas, tomates cherry, aceitunas, salchichas…) en Baby Led Weaning.

Cualquier alimento pequeño (que quepa entero en la boca del peque) y con forma redonda, es muy susceptible de obstruir las vías respiratorias de un bebé o un niño, con las consecuencias (en algunos casos, fatales) que esto conlleva. Pero es que además, cuando hablamos de uvas o tomates cherry, su piel lisa y resbaladiza hace más fácil que esto pueda pasar. A esto tenemos que sumar que los peques suelen distraerse con facilidad y estar constantemente en movimiento, a veces incluso mientras comen.

¿Cómo se pueden ofrecer los alimentos redondos de forma segura haciendo Baby Led Weaning?

Aquí la respuesta es fácil: quitándoles esa forma redonda. La recomendación es cortar estos alimentos al menos en 4 trozos, que queden alargados. De esta forma, aunque lo traguen entero sin querer, no taponará su garganta.

Sobre las salchichas, todos sabemos que nutricionalmente hablando no aportan nada interesante, y lo mejor es no ofrecerlas, pero en el caso de que lo hagamos, lo más peligroso es cortarlas en rodajas. Al igual que con las uvas y los tomates cherry, tenemos que cortarlas siempre en trozos que queden alargados, nunca redondos.

¿A partir de cuándo se pueden ofrecer las uvas enteras? 

Aquí enseño esta imagen, que vale más que mil palabras. Un día mi peque mayor, mientras comía uvas, le dio por meterle una en la boca al Sr. Dinosaurio. Estuve un buen rato intentando sacársela, porque se quedó bien atascada, y además se me resbalaba. No me quiero ni imaginar que pasara lo mismo con un pequeñín.

Al igual que con la manzana y la zanahoria, mínimo, esperar hasta que el peque tenga muelas y pueda masticarlas, y aún así, pueden ser peligrosas si mientras las come no está atento a lo que hace o está jugando, porque se les pueden resbalar muy fácilmente en la boca. Igualmente pienso que mínimo hasta los 2-3 años no se deberían ofrecer enteras. Y llegada esa edad, hay que recordarles siempre que no se las metan enteras en la boca, que no se juega con ellas dentro y que se las coman mejor a bocaditos, sobre todo si son sin semillas, ya que con semillas al menos las cortamos por la mitad para sacarlas.

No hay prisa. Que sí, que cuando son #LocosDeLaFruta y les encantan las uvas, tenemos que echar un ratito cortándolas, y a veces no damos abasto a la rapidez con las que se las comen. Pero por suerte se han inventado cosas como este cortador que corta las uvas en 4 en un plis plas 😉

Frutos secos, semillas y palomitas en Baby Led Weaning

Los frutos secos merecen una mención aparte. La Asociación Española de Pediatría recomienda no ofrecer frutos secos enteros a menores de 5-6 años, por riesgo de atragantamiento. Pero es que además, los frutos secos, en caso de aspiración de algún trozo hacia el pulmón, sueltan aceites y grasas que hacen que la situación se complique aún más.

Las palomitas, aunque parezcan inofensivas, también son de las principales causas de atragantamientos en niños.

¿Cómo se pueden ofrecer los frutos secos de forma segura haciendo Baby Led Weaning?

Los últimos estudios muestran que introducir alimentos potencialmente alergénicos desde el inicio de la alimentación complementaria puede disminuir el riesgo de alergias, por lo que no es conveniente retrasarlos. Por lo tanto, los frutos secos se pueden ofrecer a partir de los 6 meses, siempre que estén bien molidos. Triturados hasta que se vuelvan harina, o seguir moliéndolos hasta que se forme una pasta. Esta pasta tampoco es conveniente ofrecerla así sola sin más (por ejemplo darles una cucharadita de crema de cacahuete), porque se ha visto que por su consistencia también puede resultar peligrosa.

Lo mejor es añadir los frutos secos molidos a alguna otra preparación (una salsa, unas galletas caseras…) u ofrecerlos añadiendo por ejemplo la crema de frutos secos a la masa de unas tortitas.

Aquí dejo también una receta que publiqué hace un tiempo de crema de avellanas con cacao sin azúcar. Que se puede ofrecer por ejemplo untada en poca cantidad en un trozo de pan.

En el caso de las palomitas, lo mejor es evitarlas. Yo en mi caso, cuando se las he ofrecido (mejor nunca antes del año), lo que he hecho ha sido darles solo trozos pequeños de la parte blanca (sin ningún resto marrón del maíz) que se deshace con la saliva.

¿A partir de cuándo puedo ofrecer frutos secos enteros o troceados? 

La recomendación oficial es clara: no ofrecer frutos secos enteros antes de los 5 años.


Esta es la información que tenemos, y las recomendaciones para evitar riesgos innecesarios. Como padres, una vez informados y conscientes de lo que podría llegar a pasar, la decisión está siempre en nuestra mano.

¿Qué opinas sobre este post? ¡Estaré encantada de leer tu comentario!

Besos,

Adriana.

 

Fuentes:

Guía para padres sobre la prevención de lesiones no intencionadas en la edad infantil – Asociación Española de Pediatría.

Recomendación sobre la prevención de aspiraciones de cuerpos extraños – Anales de pediatría – Asociación Española de Pediatría.

Prevention of Choking Among Children – American Academy of Pediatrics

– Retrasar la introducción de determinados alimentos en la dieta de los bebés puede aumentar el riesgo de alergia – Evidencias en pediatría.

Deja un comentario