Nuevas recomendaciones sobre consumo de pescado y mercurio

Nuevas recomendaciones sobre consumo de pescado y mercurio

Hace unos días, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) publicaba las nuevas recomendaciones sobre el consumo de pescado y la presencia de mercurio. El mercurio es un metal pesado que los peces más grande acumulan, y que su consumo puede suponer un riesgo para determinados grupos de la población, incluidos los niños.

Gracias a este nuevo documento, nos queda más claro qué pescados pueden consumir los bebés y niños y a partir de cuándo.

¿A quién van dirigidas estas recomendaciones?

Más en concreto, cuando hablamos del contenido de mercurio, se considera población vulnerable, y a la que en mayor parte van dirigidas estas recomendaciones, los siguientes casos:

  • Mujeres embarazadas o que estén planificando un embarazo.
  • Mujeres en periodo de lactancia.
  • Niños entre 0 y 10 años.

Para estos grupos, la recomendación es evitar el consumo de las especies con alto contenido en mercurio (más adelante podréis ver cuáles son). Hasta hace poco la recomendación en los niños era evitarlo hasta los 3 años, pero han aumentado la edad. Para niños entre 10 y 14 años se recomienda también limitar el consumo de estas especies a 120 gramos al mes.

Si hablamos de especies de bajo y medio contenido en mercurio, la recomendación es de 3-4 raciones de pescado por semana, variando entre pescados blancos y azules.

Para el resto de la población, la recomendación es de 3-4 raciones de pescado por semana, pero sin hacer distinción, pueden consumir todas las especies.

¿Cuáles son los pescados que se consideran altos en mercurio?

En este grupo entran el Pez espada/Emperador, Atún rojo, Tiburón (cazón, marrajo, mielgas, pintarraja y tintorera) y Lucio.

¿Cuáles son los pescados que se consideran bajos en mercurio?

Los de la siguiente lista:

  • Abadejo
  • Anchoa/Boquerón/Arenque
  • Bacalao
  • Bacaladilla
  • Berberecho
  • Caballa
  • Calamar
  • Camarón
  • Cangrejo
  • Cañadilla
  • Carbonero/Fogonero
  • Carpa
  • Chipirón
  • Chirla/Almeja
  • Choco/Sepia/Jibia
  • Cigala
  • Coquina
  • Dorada
  • Espadín
  • Gamba
  • Jurel
  • Langosta
  • Langostino
  • Lenguado europeo
  • Limanda/Lenguadina
  • Lubina
  • Mejillón
  • Merlan
  • Merluza/Pescadilla
  • Navaja
  • Ostión
  • Palometa
  • Platija
  • Pota
  • Pulpo
  • Quisquilla
  • Salmón atlántico/Salmón
  • Salmón del Pacífico
  • Sardina
  • Sardinela
  • Sardinopa
  • Solla
  • Trucha

El resto de productos del mar que no se mencionan se consideran de contenido medio en mercurio. El caso del atún blanco (el que suele venir enlatado), por ejemplo, entraría en ese grupo de contenido medio.

¿A partir de cuándo se puede ofrecer pescado?

Según podemos ver en estas recomendaciones, desde el inicio de la alimentación complementaria se pueden ofrecer los pescados que aparecen en el listado como bajos en mercurio. Por lo que sí, podemos ofrecer pescados como la merluza, el salmón, la caballa, el lenguado… también el mejillón o los berberechos, que en el post anterior os contaba que son de los alimentos que más hierro contienen.

 

Fuentes:

AESAN – Recomendaciones de consumo de pescado por presencia de mercurio.


¿Qué opinas sobre este post? ¡Estaré encantada de leer tu comentario! Gracias por compartirlo.

También te invito a echar un vistazo en mi Tienda Online BLW con productos muy útiles y prácticos para Baby-Led Weaning.

 

Deja un comentario