Nuestra zona de comer

image

 

Pues esta es nuestra zona de comer. Aún sin recoger. Nada Pinterest, por cierto 😛

Creo que nunca la había enseñado así al completo.

Hace ya unos meses, más o menos a sus 18m, cuando el peque empezaba a hartarse rápido de la trona y le podían las ganas de explorar, nos pasamos a comer a una mesita baja, con la sillita a su altura. Así él podía levantarse cuando quisiera, iba y venía y comía tranquilo. Este cambio también supuso un avance grandísimo con los cubiertos, porque como estaba a su lado, cerquita, podía ayudarle a pinchar con el tenedor o cargar con la cuchara, o sólo recordarle que tenía ahi los cubiertos para que los usara.

Y a día de hoy, 4 meses después, seguimos así. Ya no se levanta hasta que no acaba o no quiere más, y cuando llega ese momento, él mismo se quita el babero y se levanta.

Pongo un mantel en el suelo para que no se manche si se le cae algo, un hule para cubrir la mesa y listo, y el super babero de Lalatz que me ahorra mucho trabajo porque recoge lo que se le cae de camino a la boca 🙂 – y no creáis que me llevo comisión cada vez que os lo enseño, es que estoy tan contenta con él que lo usamos a diario, y os lo enseño cada vez que puedo! Jajaja

Al principio yo me sentaba en el suelo, pero me di cuenta que de esa forma lo que quería era estar comiendo y saltando encima de mí, así que me siento yo también en un banquito y problema solucionado 😛 y papá cuando come con nosotros se sienta en frente.

Y esto es todo! Os lo enseño por si os da alguna idea o si estáis en ese momento de “no quiero trona” 🙂

2 Comment

  1. Buena idea, yo hago eso con las meriendas y las cenas. Para las comidas todavía nos sentamos a la mesa, la verdad. Por otra parte, ya es capaz de sentarse en nuestras sillas para la mesa, a veces se sienta y me dice que tiene hambre, jajaja.

  2. […] Llegó el momento en el que él ya no quiso más trona y pasamos a comer en una mesita a su altura, como os contaba en este post. Cada casa es un […]

Deja un comentario