Se lo puedo dar a mi bebé de X meses?

image

Cuando subo una receta, para mí es difícil decir si se puede dar para un bebé de menos meses que el mío.

Y hay varios motivos.

1. El primero es que el orden de introducción de alimentos cada persona lo hace diferente, y las recomendaciones varían mucho dependiendo del país, o incluso dentro del mismo país, sólo cambiando de pediatra. Hay quien dice que se les puede dar de todo a los 6 meses, si no hay antecedentes de alergias en la familia, y hay quien dice que es mejor retrasar ciertos alimentos más alergénicos. Yo en mi caso, le voy dando lo que me parece bien, pero por ejemplo sí estoy retrasando alimentos como el huevo, las fresas

2. El otro motivo es que cada bebé es diferente, y algunos manejan mejor algunos alimentos y texturas, y otros no tanto. Por ejemplo, el mío se suele atorar mucho con las tortas de arroz, pero en cambio hay bebés que las gestionan bien desde los 6 meses.

Entonces, la respuesta que puedo dar a esa pregunta es: si tu peque ha probado todos los ingredientes de la receta, y crees que lo puede gestionar bien, entonces la receta es apta para él, tenga la edad que tenga

(19/04/2015) Hoy de comer…

image

Hoy de comer, su comida preferida!!!

Hoy ha tocado comer en casa de la abuela materna, que tenía ganas de ver al nieto comiendo fideos 🙂 y va si lo ha visto!! Jajaja se ha llevado un rato larguísimo comiendo, ha comido un montón, sobretodo pollo. Él comiendo y todos mirándolo y con la baba caída 😀

image

Un truco que hago cuando preparo esta comida, es dejar el pollo metido en un envase con un poco del caldo, hasta el momento justo de servírselo, para que se vaya enfriando pero sin quedarse seco.

image

En casa de mis padres tenemos un ayudante a la hora de la limpieza, que es mejor que cualquier plástico que pongamos bajo la trona… jajaja

 

image

Para los que estáis empezando, o todavía no habéis empezado: todo esfuerzo tiene su recompensa, y verlos comer así, de verdad que es una alegría y vale la pena!!

Cómo de blanda dejo la comida?

 

Sobretodo cuando estamos empezando, y si todavía nos da miedo lo de darle sólidos a nuestro bebé, pienso que lo mejor es darle cosas blanditas, que puedan romperlas con las encías si no tienen dientes, o terminar de romperla ayudándose también con la lengua.

Una vez en un grupo de Facebook dije lo de dar las cosas blanditas y alguien dijo que eso era para mamás miedicas. Pues aquí una mamá miedica!!

Ellos con las encías tienen fuerza para romper trozos de lo que sea. No digo tampoco de darle cosas tan blandas que no puedan cogerlas ni con la mano, pero sí que luego si muerde un trozo, que no sea algo duro que pueda ser peligroso si intenta tragarlo.

Más adelante, cuando yo ya he estado más segura, y he visto como él se maneja, he ido dándole cosas más consistentes.

Cada vez que hago algo nuevo, lo que hago es metérmelo en la boca y ver cómo se deshace sólo con la lengua, o aplastándolo con los dedos.

Cosas que no daría: manzana cruda, zanahoria cruda, un filete de ternera… Hay otras formas de darle lo mismo sin que suponga más riesgo.

Cocinar al vapor

image

La cocción al vapor es la que conserva mejor los nutrientes de los alimentos. Yo llevo sólo un mes cocinando las verduras de esta forma.

Para cocinar al vapor hay muchas opciones, hay electrodomésticos que son sólo para ésto (las vaporeras), las ollas a presión que incluyen cestillo, la Thermomix, el Lekuè para el microondas, o el cestillo que se adapta a cualquier olla. Éste último es el que uso yo, porque me parece muy cómodo. Tengo Thermomix, y he probado el Lekuè, pero me quedo con éste 🙂

Como véis en las fotos, se pliega y ocupa muy poco espacio para guardarlo, y se adapta a cualquier olla. Por debajo tiene unas “patitas” que son las que hacen que los alimentos queden levantados y no toquen el agua.

Cocinar al vapor con este tipo de cestillo es muy fácil, sólo hay que poner unos dos dedos de agua en el fondo de la olla, meter el cestillo, las verduras, y taparlo.

Hay que ponerlo a fuego alto, y cuando el agua empiece a hervir, bajarlo a fuego medio-bajo, y a partir de ahí contar el tiempo de cocción. Es importante bajar el fuego y no dejarlo siempre alto, yo ya he quemado dos veces el fondo de la olla 😛

Tips:
– El tiempo dependerá de lo que pongamos, el brócoli por ejemplo tarda menos en hacerse que la zanahoria.
– Si es algo que tarda mucho en hacerse, es mejor ir mirando por si hay que añadir más agua.
– Si ponemos varias verduras a la vez, es mejor poner abajo las que tardan más en hacerse, para que les de el calor más directo.

El mío lo compré en Lidl, pero he visto que lo venden en Ikea y Alcampo, y en Carrefour seguro que lo tienen también. Un cestillo como éste es el que estoy sorteando 🙂

Qué es BLW y por dónde empezar?

IMG_8990.JPG

 

Baby Led Weaning es un método de introducción de la alimentación complementaria en bebés. Con BLW no se les da la comida en forma de purés y con cuchara, sino que se les ofrecen directamente los sólidos, aptos para su edad, de forma que son ellos solos los que se llevan la comida a la boca. Al principio no comerá prácticamente nada, pero aprenderá tocando, aplastando, llevándoselo a la boca, descubriendo nuevos sabores…

Para empezar es imprescindible estar bien informado. El libro donde se explica el método es “El niño ya come solo” de Gill Rapley.

Dado que la leche es el principal alimento de un bebé, hasta el primer año no se debe sustituir ninguna comida por sólidos, siempre se debe dar primero el pecho/biberón, y luego lo demás, por eso se llama alimentación complementaria.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna en exclusiva durante los 6 primeros meses. Por lo tanto, la alimentación complementaria se dará a partir de ese momento. Si se va a aplicar el método BLW, además se tienen que cumplir los siguientes requisitos:

– El bebé es capaz de mantenerse sentado, bien erguido, sin apoyo. Ésto es importante para evitar atragantamientos.

– Que haya perdido el reflejo de extrusión. Éste reflejo les hace empujar fuera con la lengua cualquier cosa que les entre en la boca.

Otros libros interesantes sobre alimentación infantil y que nos ayudan a entender mejor cómo comen nuestros peques son “Mi niño no me come”, del pediatra Carlos González, y “Se me hace bola”, del nutricionista Julio Basulto.

Podéis encontrar más tips aquí.

Distribución porcentual de plato infantil

IMG_8975.PNG

Buenos días! Hacía tiempo que buscaba esta información, y por fin la tengo 🙂

Así tenemos que distribuir más o menos el plato de nuestros peques:

-55% carbohidratos (cereales, tubérculos, almidones, granos, vegetales, frutas)
-35% grasas buenas (aguacate, aceite de oliva vírgen extra, con su tetita primero ya le aportamos algo de grasas buenas)
-10% proteínas (carnes animales, huevos, lácteos a partir del año, granos)

Leed el post completo, que está muy bien

#Repost @nutrichild with @repostapp.
・・・
#Repost @vidacomomama with @repostapp.
・・・
¿Cómo saber si la cantidad de comida que mi bebé está consumiendo es suficiente o si por el contrario es demasiado para su óptimo crecimiento y desarrollo?
Nuestras blogers colaboradoras @nutrichild nos traen este post.

Nuestros pequeñines son unos genios en cuanto a instinto se trata, nunca les falla y tienen la capacidad de autoregularse en cuanto a la cantidad de alimento que requieren para satisfacer sus necesidades, siempre debemos confiar y estar atentas a sus señales de saciedad como girar la cabeza de lado a lado como diciendo NO, cerrar la boca con fuerza, hacer bola con la comida, escupir, entre otros. -De 6 a 8 meses, una o dos comidas al día serán suficientes, de papillas rústicas o alimentos bien triturados, unas veces probará tan sólo 2 ó 3 cucharadas de comida… Para leer el post completo ingresa a vidacomomama.com y sigue a @nutrichild
Para más consejos nutricionales. #FuerteAbrazoMaternal
#vidacomomama #mamarecomienda #Mamaahorra #soymamá #MamasenOnda #nutriciónparaniños

 

Éste es el enlace al post completo -> http://www.aplicandoblw.com/2015/04/08/distribucion-porcentual-de-plato-infantil/