“Yo no hice BLW con mi peque, y come de todo”

 

Creo que hay una falsa creencia de que si un bebé hace BLW tiene que gustarle todo lo que le ponemos por delante y que si no, no. Esto no es así. A un peque que hizo BLW puede encantarle la fruta o la verdura, por poner un ejemplo, y también a un peque que no lo hizo. A un peque que hizo BLW puede NO gustarle la fruta o la verdura, y también puede NO gustarle a un peque que no lo hizo.

Hay muchos factores que influyen, incluidos los gustos y la forma de ser del peque, que los padres no podemos “controlar”. 

El otro día os contaba el caso de mi hijo mayor (4 años). Es bastante delicado con las comidas, no prueba casi nada nuevo, o que no sepa a como él está acostumbrado, y sobre todo esto lo notamos si estamos fuera de casa. Y justo fuera de casa, más de una vez he tenido que escuchar un “Tanto BLW y al final…”. Lo que en la gente no se fija es en que, al final, es un niño al que le encanta la fruta, prácticamente toda, las legumbres, las cremas de verduras… Con él, estoy segura de que si no hubiéramos llevado su alimentación como lo hemos hecho (BLW + alimentos lo más sano posibles), nuestra situación a día de hoy sería peor.

¿Por qué? Porque pienso que el haber conocido desde el minuto cero (6 meses) los alimentos enteros, el haber probado diferentes texturas y sabores, el haber practicado la masticación desde el inicio de su alimentación complementaria, el haber intentado educar su paladar para que no estuviera acostumbrado a cosas excesivamente dulces, todo eso, influyó para bien.

Curiosamente, las cosas que le gustan a día de hoy, con 4 años, la gran mayoría las probó antes de los dos años aproximadamente. En esos dos primeros años ya había algunas cosas que rechazaba (muchas más de las que ha rechazado su hermana), pero es que a partir de ese momento, justo empieza lo que suele pasar a esa edad: los “no me gusta”, “no quiero”… Según los resultados de la encuesta que hice hace algunos meses, el ofrecer la fruta entera desde el principio de la alimentación complementaria, sí que influye en que cuando son más mayorcitos, haya más probabilidad de que le guste. Yo pienso que igual que con la fruta, pasa con lo demás. Ojo, hablamos de probabilidades. No quiere decir que por hacerlo de esta forma, luego le vaya a gustar, ni lo contrario. Sólo que hay más probabilidad de que le guste 😉

Así que sí, me reafirmo: pienso que el haberlo hecho como lo hicimos, en nuestro caso, ha sido lo mejor ☺. Repetiría una y mil veces.

Aprovecho para recordar que, que para nosotros sea la mejor opción, no quiere decir que lo sea para todo el mundo. Simplemente es nuestra experiencia.

precucharas - NumNum
Precucharas y bol de aprendizaje Numnum - Aplicando BLW Tienda Online

Deja un comentario