Receta de lentejas que no se hacen solas

image

 

“Pero si las lentejas se hacen solas!! Pones todo en la olla y listo.” MENTIRA.

Cuántas veces habré tenido que escuchar esta frase… con mis primeras “lentejas agua sucia”, las famosas “lentejas plasta”, las “lentejas duras como piedras” o “lentejas con saborcito a que se estaba pegando el fondo”.

La primera vez que hice lentejas me salieron buenas (la suerte del principiante). Las segundas fueron las peores lentejas que he probado en mi vida. Había que pescarlas entre tanta agua. A partir de ahí, ha sido todo un desastre que ha ido mejorando con el paso de los años, porque hacer lentejas no es tan fácil como dicen 😛

Por eso, esta receta va dedicada a esas personas que como yo, piensan que las lentejas no se hacen solas. Hay que tratarlas con amor y cariño para que salgan bien (y rezar algún ave maría) 😉

Sé que hay muchas formas de hacer lentejas, con sofrito, sin sofrito, con jamón, con chorizo, las de la Thermomix, en olla express… Yo os voy a contar las que preparo en casa, que es la receta que me dio mi suegra, y la que le gusta a mi marido. He probado variaciones, pero no han tenido mucho éxito con él jajaja.

Pero lo importante no es tanto la receta, sino las notas del final. Atentos!

 

Ingredientes:

– 1 cebolla

– 1 tomate

– 1 pimiento verde

– 2 dientes de ajo

– 2 zanahorias pequeñas

– 1 patata

Pimentón dulce (1 cucharadita y media)

Aceite de oliva vírgen extra (unas 3 o 4 cucharadas)

– 1 hoja de laurel

Lentejas pardinas (unos 200g aproximadamente, para 3 o 4 personas)

Sal, al gusto

 

 

Pasos:

– Lavar las lentejas.

– Poner en una olla normal todos los ingredientes: verduras, pimentón, aceite, laurel y lentejas. La cebolla, el tomate y el pimiento verde, cortados por la mitad. La zanahoria en rodajas y la patata en trozos medianos.

– Cubrir con agua, dos dedos por encima. Poner a fuego alto y cuando empiece a hervir, bajarlo a fuego medio.

– Remover de vez en cuando. Estarán listas cuando estén blanditas.

– Cuando están listas, yo retiro la cebolla, la piel del tomate (lo demás se desintegra), el pimiento y los dientes de ajo (si los encuentro). Sólo dejo de verduras las zanahorias y la patata.

 

Hasta aquí, fácil. Ahora, lee las notas de abajo.

 

Notas:

– El tiempo de cocción varía mucho dependiendo de la lenteja y de si el agua donde vives es dura o blanda, así que tienes que ir revisando de vez en cuando a ver si ya están blandas. A mí me tardan entre 30 y 45 minutos.

– Yo uso las lentejas pardinas y no me hace falta ponerlas en remojo. Si utilizas de las más grandes, es posible que necesites ponerlas en remojo la noche anterior, o cocerlas más tiempo.

– No las descuides. Es fácil que pasen en un momento de estar perfectamente a empezar a pegarse al fondo de la olla. Si es la primera vez que las haces, préstales mucha atención.

– Es importante que el fuego no esté demasiado alto. Lo justo para que hiervan. Yo lo que hago es ponerlas a temperatura media y ponerle la tapa a la olla, pero sin cerrarla del todo, para dejar que salga el vapor.

– Si el agua se consume y aún no están listas, necesitarás ir añadiéndoles más agua. Poco a poco. Mejor ir añadiendo poquita, y si se consume añadir más, a que al final sobre agua y queden “lentejas agua sucia”.

– El agua que les añadas debe estar CALIENTE. Si añades agua fría y se corta la cocción, pueden quedar duras. Yo lo que hago es poner en otra olla pequeña agua a hervir, y de esa le voy añadiendo si hace falta.

– Mi suegra le pone más pimentón dulce y más aceite de oliva. Yo las hago un poco más ligeras. Ella tampoco le pone tomate.

– El pimentón dulce que uso ahora es el de “El avión”. Antes usaba el “De la Vera”, pero tenía un sabor más fuerte.

– Puedes acompañarlas con algún cereal, como arroz, mijo o quinoa, para completar las proteínas de las lentejas. Yo siempre lo hago aparte y lo añado luego en el plato, porque el tiempo de cocción de cada cosa varía.

– Si las acompañas con algo de vitamina C, como naranja, mandarina o kiwi de postre, esto ayuda a que nuestro cuerpo asimile mejor el hierro.

– Si te gusta, puedes dejarle la cebolla y el pimiento dentro y servirlo también. O puedes sacarlo, triturarlo y volver a añadirlo.

 

Recomendaciones si hacéis BLW:

– Para empezar, mejor utilizar lentejas peladas. Las venden en Mercadona, y se digieren mejor.

– Recordad introducir primero todos los ingredientes por separado.

– Si es muy pequeño yo evitaría el pimentón dulce, por si pudiera resultar un poco fuerte.

En mi ebook de recetas adaptadas de 6 a 9 meses tengo una receta de las primeras lentejas que le dí a mi peque, con casi 9 meses, que es diferente a ésta.

 

Siguiendo estos pasos deberían quedar unas lentejas decentes. Si las probáis, contadme que tal!!

(23/11/2015) Hoy de comer…

image

 

Hoy de comer, lentejitas con mijo + kiwi.

Alguien más por ahí ha comido hoy lentejas? Que levante la mano!

No es por nada, pero cada vez me voy acercando más a la perfección lentejil… 😛 No recuerdo si subí esta receta, creo que la tengo pendiente. Si es así, luego la subo!

El último cambio ha sido el pimentón dulce, he cambiado el “De la Vera” por el de “El avión” y se nota bastante en el sabor.

El kiwi de postre aporta la vitamina C para asimilar mejor el hierro, y el mijo (cereal) completa las proteínas de las lentejas.

Por aquí seguimos con el resfriado, hemos caído todos, como efecto dominó!

(08/11/2015) Hoy de comer…

image

 

Hoy de comer, lentejas con arroz + yogur natural de postre.

Hoy hemos comido en casa de los otros abuelos. Misma táctica de ayer, él ha comido más temprano, a su hora, porque a la hora de comer del resto él ya estaba durmiendo la siesta.

Que bien viene tener pequeñas porciones de comida sana en el congelador para estas ocasiones! Hoy me traje las lentejas y aquí sólo puse a cocer el arroz.

La abuela como sabía que venía el nieto le compró yogures naturales 🙂

Ha comido bien también. Con el baby led weaning se promueve también que los peques sean uno más en las comidas familiares, pero en nuestro caso no puede ser así siempre, porque él lleva un ritmo diferente! Come a las 13h y cena a las 20h, a veces incluso un poco antes. Lo hacemos así porque si le ofrezco la comida más tarde, lo que tiene es sueño. Yo sí me amoldo a ese ritmo cuando estamos en casa, y siempre como con él, pero cuando estamos fuera es más difícil. Aún así, siempre le acompaño y como algo con él, aunque sea de su mismo plato 😉

(03/11/2015) Hoy de comer…

image

 

Hoy de comer, lentejas con mijo + pera de postre.

Hoy cambiamos la quinoa de las últimas veces por mijo, y muy ricas también así. Lo hago igual que el arroz, aparte, y luego lo añado. Ya voy mejorando con las lentejas. Aunque hoy casi se me queman jajajaja!

Sigo con la táctica de no ponerle el plato directamente, pero ahora en lugar de ir poniendole la comida poco a poco en la trona, le doy la cuchara o el tenedor y le ayudo a cargarlos. Nos está funcionando!! Aunque de vez en cuando todavía mete la mano 🙂 y muchas veces coge lo que hay en el cubierto con la otra mano, pero poco a poco va avanzando!

A las mías les puse castañas que hice cocidas. Iba a ponerle también al peque pero luego leí que se consideran fruto seco, y por el tema de las alergias prefiero retrasarlo. No tengo ninguna prisa 😉

(14/10/2015) Hoy de comer…

image

Hoy de comer, lentejas con quinoa + mandarina.

Quedaron buenas!!!! Jajaja agradezco mucho vuestros ánimos, consejos y recetas, con vuestro apoyo virtual han salido bien 😛 Hoy parece que es el día de las lentejas!! A muchas nos ha dado por hacerlas hoy.

Bueno, el truco ha sido estar pendiente de ellas todo el rato e ir añadiendo agua caliente poco a poco… Os subiré la receta, aunque por Snapchat ya la fui contando 😉

Como la última vez, las acompañé con quinoa para completar las proteínas, y con mandarina que tiene vitamina C y ayuda en la absorción del hierro.

El peque no ha comido mucha cantidad, ha ido comiendo lentejas una a una! Con la mandarina ha vuelto a hacer zumo, y ha puesto el broche final haciendo el limpiaparabrisas sobre la bandeja.

(28/09/2015) Hoy de comer…

image

 

Hoy de comer, lentejas con quinoa + mandarina.

Una bomba de nutrientes para nuestros cuerpecitos! 🙂

La quinoa de por sí contiene proteínas de alto valor biológico, pero además, aunque no es un cereal, contiene aminoácidos esenciales, que en este caso complementan a las proteínas vegetales de las lentejas (es como como si estuviéramos comiendo carne). Perfecto para vegetarianos.

Ácido fólico, Hierro y la vitamina C de la mandarina y el perejil se lo puse picado) para asimilarlo mejor.

Ha comido unas cucharadas de las lentejas y dos gajos de mandarina. Y aunque no sea mucha cantidad, sí que lleva mucha calidad 😉

No sé cómo no se me había ocurrido esta combinación antes! Hoy se me encendió la bombilla.

* Las lentejas empecé a ofrecerlas a los 8 meses y 3 semanas. Empecé con las peladas, porque se digieren mejor.

* El perejil también tiene un alto contenido en hierro.